Cambio de bañera por ducha

Ahorras agua

Se calcula que al rellenar una bañera se derrochan unos 150 litros de agua, lo que equivale a unas 8 duchas. Cambiar bañera por ducha te ayudará a ahorrar en el consumo de agua.

Ahorras energía

Al ahorrar agua, estas ahorrando energía también ya que al disminuir la cantidad de litros de agua hay que calentar menos.

Ahorras dinero

La instalación de la ducha habitualmente es más barata que la de la bañera, por la que es otra fuente de ahorro.

Ahorras espacio

Dado que la bañera ocupa más espacio que la ducha, tendrás más espacio disponible en tu baño.

Es más seguro

El acceso a una ducha es mucho más sencillo que a una bañera, evitas las barreras arquitectónicas dado que en este momento hay sistemas que permiten el acceso sin ningún tipo de dificultad.

Evitas los resbalones

Los platos de ducha son más prácticos ya que puedes encontrar platos de ducha extraplanos, recortables y con sistema antideslizantes. Esto ayudará a evitar accidentes y aumentar la seguridad.

Es lo ideal para la tercera edad

La movilidad de las personas de la tercera edad es mucho más limitada. Por lo tanto, una ducha traerá ventajas a estas las personas mayores en todos los sentidos:

  1. Gozarán de un mejor acceso a la ducha
  2. Tendrán un mejor espacio de movimiento
  3. Se sentirán más seguros

Se puede adaptar para personas con alguna minusvalía

En la ducha puedes instalar diferentes tipos de agarraderos o asientos que dan seguridad a las personas con movilidad limitada o discapacidad física

Cambiar bañera por ducha para personas con silla de ruedas

Existen sillas desplazables y adaptadas para introducir en las duchas que facilitan el aseo de personas que necesiten este tipo de dispositivos para desplazarse

Mejor diseño

Al instalar una ducha las opciones de diseño que ofrece son mucho mayores que las de la bañera. En una ducha puedes escoger el tamaño de los platos de la ducha, el tipo de mampara y las posibilidades de hacer una ducha a medida son mayores que para hacer una bañera a medida.

Más movilidad y facilidad

En una bañera la movilidad de la persona siempre será más limitada, pero en una ducha el espacio es más amplio y tienes más libertad de movimiento. Otra razón más para cambiar bañera por ducha.

Sistemas anti bacterias y anti hongos

Es importante que conozcas que muchos platos de ducha son antibacterias y antihongos, protegiéndote de éstas posibles contaminaciones

Ayudas al medio ambiente

Ahorrando agua y energía tal y como se ha demostrado en puntos anteriores estarás contribuyendo también a cuidar el medio ambiente y el planeta

La instalación al cambiar bañera por ducha es más sencilla

La instalación de una ducha es mucho más rápida y sencilla que la instalación de una bañera, ya que la ducha requiere menos obra al disponer de menos elementos